Riviere des Roches

Despues de la paliza del Takamaka nos planteamos un día tranquilo, pero haciendo actividad. Perfecta opción para el último barranco que teniamos programado: la Riviere des Roches. Es un barranco muy acuático, tanto que se baja con kayak, lleno de saltos de todas las medidas, algún tobogan y un par de destrepes. Hay alguna formación rocosa que llama la atención y la propia estructura del cañón es diferente, muy curiosa. El barranco acaba en una gran cascada de unos 20 metros que se puede saltar; Oscar demostro su sentido común saliendose por un pasamanos, mientras que Borja y yo nos decidimos a saltar. Me tiro yo primero, uf, vaya botaco, te da tiempo a pensar… y la recepción es dura, hay que entrar muy bien… Nado hasta la orilla y preparo la camara para hechar un video al Borja; le veo mirarse el salto durante un rato y al final saltar. Cuando sale del agua pega un grito enorme, luego otro y luego otro, esto no es la adrenalina… Oscar, que lo grababa desde arriba me pega un grito «¡¡se ha hecho dañooo!!» mierda!, me tiro al agua pero no hace falta, este chaval es una bestia y sale él solo del agua. Aqui podemos evaluar daños: en principio ha sido una subluxación de rodilla, con una buena distensión del ligamento lateral interno.

Esta lesión le impedirá terminar con el programa, que por suerte estaba ya casi finiquitado: solo nos queda subir el Piton des Neiges. Además le va a putear el resto del viaje, ya que es dificil ir en este cochecito con la pierna estirada, y no te digo nada en la clase turísta del avión…

Más fotos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s