Bras Rouge

El Bras Rouge se podría traducitr como «brazo rojo»; aunque la palabra «bras» se traduciría mejor como torrente o barranco. Es un barranco que viene desde los tres mil metros del Piton des Neiges para desembocar 2.500 metros más abajo en el Gran Bras de Cilaos. Deportivamente hablando se divide en cuatro partes: inferior, median, superior y les hauts (las alturas). El Bras Rouge inferior empezaría en la carretera de Illet a Cordes y acabaría en la parte superior de la cascada del Bras Rouge, donde se cruza con el GR/R2; el Bras Rouge median es una versión comercial que empieza más arriba de la carretera de Illet a Cordes, entrando por un pequeño afluente y accabando en la carretera. El Bras Rouge superior ya es más aventurero: aproximación larga y con pasos de escalada y tres grandes rapeles dentro del barranco. Y el Bras Rouge les Hauts es una «grande course» de ¡tres días!: para empezar hay que subir al Piton des Neiges (1.500 mts de desnivel desde Cilaos), luego un recorrido descendente por una arista hasta la entrada del barranco; la primera parte salva 365 mts de desnivel del tirón en 7 rapeles, luego una parte más tranqui ((18 rapeles de hasta 40 mts) hasta enganchar con el Bras Rouge superior y de ahi hasta la carretera.

En esta ocasión combinamos las versiones median + inferior, añadiendo una prolongación hasta la Chapelle. el plan era dejar el coche en el parking del sendero de la Chapelle, subir andando hasta Cilaos (20 min) y coger el autobus que va a Illet a Cordes; a mi me hacia gracia hacer una navette en autobus, ya que no lo habia hecho nunca (el del Vero no cuenta, no es transporte regular). Pero por no querer preguntar lo perdimos y nos toco ir andando; tampoco es para tanto, en una horeta más estabamos alli. La entrada está muy marcada: en la izquierda orográfica del ravine de Pissa, por unas placas de roca, hasta que un hito a la izquierda nos indica un caminito por el bosque. Seguimos comodamente el camino y llegaremos a una repisa rocosa, donde nos cambiamos y empezamos el descenso. Esta parte del descenso no tiene nada de especial, salvo los increibles colores rojos de la roca que dan nombre al torrente. Así llegamos al puente por el que cruza la carretera y el escape a mano izquierda; nosotros continuamos por el barranco y cada vez va perdiendo caracter y las zonas abiertas se empiezan a alternar con algún rapelillo. En un momento dado cruzamos indicaciones del GR/R1, lo que nos pone sobre aviso de que se va a volver a poner seria la cosa; es entonces cuando llegamos a la cabecera del rapel de la badina Fouquet. En mi anterior visita fué un momento algido, ya que iba con un caudal importante que nos obligo a emplearnos a fondo. Esta vez iba más tranqui, aunque seguía siendo super bonito. El primero en bajar fué Oscar, luego Borja y al final bajé yo; y aluciné al ver que la badina habia desaparecido!! un enorme desprendimiento habia colapsado todo, dejando el rapel en 35 o 40 metros y con una recepción sobre bloques inestables bastante incomoda. Despues de la sorpresa, continuamos por el rio, por una zona abierta hasta cruzarnos con el GR/R2, por donde se sale normalmente. estabamos en la cabecera de la cascada del Bras Rouge y no conocía el tramo que venia a continuación, pero sabia que encontraríamos la Chapelle y que por muy feo que esto fuera, merecería la pena. La cascada en si tiene el rapel desequipado, o eso creo, porque solo vimos unos espárragos oxidados, pero justo en este punto cofluye el barranco de ferriere, asi que usamos la instalación de este para bajar. Como nota curiosa decir que hay una surgencia de agua caliente justo al pie de una pedrera que se usa para salir del Ferriere. Nosotros continuamos por el barranco, que a partir de aqui es de conglomerad0; un pequeño caos y llegamos a la Chapelle. Se trata de un tajo en la roca por el que cae el rio, con un ambientazo único y un bonito rapel de unos 30 metros. al salir de la Chapelle, ya nos cambiamos y cogemos un camino a la izquierda que, tras un buen pateo nos deja en el coche.

Esta combinación, sin añadir dificultad técnica al barranco, hace que hechemos una buena jornada y lleguemos a Cilaos bien cansados. Además nos permite visitar la Chapelle sin tener que ir desde el Fleurs Jaunes, que es como se suele hacer.

Más fotos

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s